• Bajo Zero Escape Room

Bajo Zero Madrid: Electrónica a medida

¡Kaleidoscopic Interface cruza fronteras!

Está bien, fronteras autonómicas, pero no por eso deja de hacernos igual ilusión. En concreto, el proyecto del que os vamos a hablar se ha ejecutado en Madrid, la segunda ciudad más escapera de nuestro país. Como vais a descubrir a continuación, ha sido todo un reto de diseño y logística. Sin más preámbulos, dejad que os hable de Bajo Zero Madrid.

El grupo de empresas Elements agrupa a varios propietarios de salas de escape room. Uno de sus proyectos más ambiciosos es exportar a otros lugares las ideas que ya han sido un éxito en sus propias salas. De entre ellos, Elements hizo su primera incursión en la capital madrileña con Atrincherados, juego adquirido por la empresa Experiencity Madrid. Ahora se lanzan hacia el siguiente, de la misma casa.

Bajo Zero quizá sea más conocido por «el escape room del helicóptero.» Lleva funcionando desde 2016 en Sabadell; dado su éxito, era cuestión de tiempo replicarlo en otro lugar.

Necesidades del proyecto

Como hemos dicho antes, este ha sido un desafío que Kaleidoscopic Interface ha encarado con toda la energía y ha transformado en un éxito más. Teníamos dos importantes condiciones de salida: teníamos que hacer toda la tecnología y transportarla de una vez —en formato plug & play—, e instalarla en solo cuatro días.

Debido a la limitación de tiempo, el trabajo total en la sala se dividió en dos empresas: una dedicada a la parte del helicóptero (¡ojalá pudiéramos dar más detalles!) y la otra —la nuestra— al resto del juego.

Se necesitaba un juego capaz de funcionar con la mínima intervención humana y que mejorara algunos detalles de la sala original en Sabadell. La electrónica estaría presente tanto en los juegos como en los efectos escénicos.

Nuestro trabajo

En total hemos construido 12 dispositivos para la gestión de juegos, iluminación y audio.

Para el control automático de la experiencia hemos puesto un sistema AGMA (¿no sabes lo que es? Aquí te lo explicamos), que además de gestionar la inteligencia y automatismos del juego, permite reconfigurar instantáneamente en cada sesión los dos niveles de dificultad de la sala, normal y experto. La posibilidad de elegir un nivel de exigencia a los jugadores es una herramienta fundamental para adaptar el juego tanto a grupos aficionados o familiares como a escuadrones perfectamente coordinados.

Los juegos con componente electrónica interna son capaces de trabajar en coordinación con dispositivos independientes, capaces de crear secuencias de efectos que responden a las acciones de los jugadores. Nuestros neurocircuitos son capaces de reconfigurarse en instantes en caso de necesidad o avería, salvando de esta manera una interrupción en el funcionamiento normal de la sala. Esto se consigue gracias a que el sistema AGMA (además de contemplar herramientas de monitorización, diagnóstico y mantenimiento remoto) permite dar soporte a distancia a la sala y facilita y agiliza las acciones de mantenimiento

En cuanto al apartado de iluminación, se han introducido nuestros habituales tipos de luces especiales, capaces de imitar efectos de fluctuación, parpadeo, proyección de sombras, regulación dinámica, etcétera.

Presentamos Moksha Sound

Moksha Sound es el nombre que recibe nuestra tecnología de efectos escénicos sonoros.

Para nosotros, jugar con los sentidos de los escapistas es una pieza clave de la experiencia. La vista es, sin duda, el receptor de estímulos más potente que se utiliza para generar respuestas emocionales; sin embargo, creemos que ninguna sensación es totalmente realista si no es capaz de «engañar» al cerebro desde varios frentes.

Nuestros sistemas de audio se apoyan en una programación precisa capaz de colocarlos en el lugar y el momento adecuados. Y cuando decimos lugar, nos referimos a cualquier punto espacial. Los efectos sonoros rodean la escena y a los jugadores, parecen surgir del punto exacto que deben hacerlo, se desplazan y viajan de un lugar a otro.

Moksha Sound no es un conjunto de altavoces: es la esencia del sonido liberada a través de la electrónica.

Controles manuales

Estos sistemas, popularmente conocidos como botoneras, dan al game master la opción de controlar aspectos de la sala más allá de lo que está preparado para que ocurra de forma automática.

La botonera virtual es el sistema maestro de control vía web donde se encuentran todos, absolutamente todos los controles de la sala (en Bajo Zero Madrid más de 20, pues controla tanto dispositivos como secuencias y audios). ¿Qué se puede hacer con esto? Podemos dar apoyo extra a los jugadores (lanzar un audio punto de interés), probar previo a una sesión la configuración y buen estado de un dispositivo, «jugar» con las luces, saltar pruebas sin que los jugadores lo detecten o bien darla por finalizada aunque no esté resuelta.

Estamos entusiasmados con el resultado final de Bajo Zero Madrid. Creemos que el paso natural de los profesionales del escape room, una vez disponen de una sala exitosa, es exportar su idea para el beneficio de otros. En Kaleidoscopic Interface apoyamos el desarrollo del sector.

Y tú, ¿qué ideas has estado soñando? Cuéntanoslas y hablemos de cómo hacerlas realidad.

Wallpaper Kaleidoscopic Interface dark

Kaleidoscopic Interface

Estás entrando en mi mundo. Esto no es solo una web y, si observas con atención, descubrirás una historia tejida en su interior, más allá de lo que has venido a buscar. Si se te hace demasiado extraña, en las preguntas frecuentes encontrarás más pistas al respecto. ¡Te doy la bienvenida!

Entrar